Autocríticas: un diálogo al interior de la tradición socialista

| Fernando Martínez Heredia

2009 (Ruth Cuadernos de Pensamiento Crítico No. 1) Coedición con Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, Cuba 978-9962-645-17-7

El siglo XXI contempla la reapertura de la discusión sobre el socialismo. Este proyecto reconstruye la imagen de sí mismo en un nuevo horizonte: la defensa de la pluralidad de los paradigmas socialistas.

El orden impuesto por el capitalismo afirma que no hay alternativas a la lógica proveniente de las relaciones capitalistas de producción. Sin embargo, una sociedad que afirma que no existen alternativas para ella _como asevera Franz Hinkelammert_, demuestra que ella misma no es la alternativa. El “chantaje de constituir la única alternativa”, solo puede ser ejercido tras imposibilitar las otras alternativas realmente existentes.

El socialismo ha de afirmarse no solo como alternativa al capitalismo sino como alternativa a sí mismo.

El capitalismo es estructuralmente incapaz de relacionar de manera positiva las promesas en que se fundó como orden social: eficacia económica, igualdad política y autorrealización del individuo. Los dos últimos elementos de esa tríada son cremados, sistemáticamente, en función de la eficacia económica. La teoría liberal de la democracia, en los hechos, resulta una concepción procedimental sobre la expansión del capital, pero no una doctrina sobre la ampliación del contenido político de la acción ciudadana. La indagación sobre la ontología del individuo no pasa de ser teleología de la ganancia, a la cual subordina medios y fines. Para más, trastoca en medios los fines: convierte al hombre y a la naturaleza en medios del fin de la eficiencia.

Pero hacer la crítica del capitalismo no exime de realizar la crítica a las ideas, y a las formas, de la política revolucionaria.

Una Revolución en modo alguno realiza el reino de Pangloss sobre la tierra. El ideal que encarna la tesis leibniziana según la cual se vive en el mejor de los mundos posibles es per se conservador. Para la Revolución es una necesidad positiva, sustantiva, producir la crítica de sí misma, de sus prácticas y de su propia idea constituyente, y con ello dejar abierta la discusión, cual una sistemática, sobre las alternativas posibles a la revolución constituida.

Por todo ello, la primera entrega de RUTH. CUADERNOS DE PENSAMIENTO CRÍTICO es un número de crítica socialista.

Hemos organizado un dosier con el título “Autocríticas. Un diálogo al interior de la tradición socialista” por razones transparentes. Se trata en rigor de una autocrítica: si bien es imprescindible la discusión sobre la naturaleza del capitalismo y sobre sus formas de dominación, esta no ha ido acompañada de una reflexión crítica correlativa sobre los problemas de la construcción revolucionaria. Sin embargo, esta autocrítica no parte del lugar lacrimógeno de aquella izquierda cuyo único proyecto político es la queja. Se trata de una discusión que debate proyectos socialistas, reconociendo tanto la legitimidad de esa diversidad como la fortaleza proveniente de la crítica. Es un diálogo porque con palabras como debate, discusión, polémica, casi siempre se obvia el presupuesto político que supone la palabra diálogo. Aspiramos a plantear un debate en cuanto construcción colectiva de saber, a partir de la argumentación sobre ideas diversas sobre el tema, que dialogan con los argumentos de los otros. Es un diálogo al interior de la tradición socialista porque se trata de un repaso teórico de lo que han sido y están siendo las ideas sobre el socialismo. Sabemos desde el inicio que el tema está lejos de completarse en un dosier de estas dimensiones. Falta no solo el examen de perspectivas teóricas socialistas ausentes en este número, sino también el análisis de experiencias políticas que, en diversos países, se reclaman socialistas. Ahora bien, la línea de reconstrucción crítica es la del conjunto de las secciones. Los autores que contribuyen a ellas pertenecen a diversas corrientes teóricas, así como a diferentes generaciones, profesiones y procedencias geográficas. Con la selección, intentamos dibujar un mapa de la diversidad ideológica existente al interior del pensamiento revolucionario.

El hilo que recorre este primer cuaderno _distinguir paradigmas del socialismo y cruzar críticamente sus propuestas_ pretende contribuir a recuperar la diversidad y riqueza de este proyecto, a perfilar su “contenido ” y a entender que una forma histórica del socialismo es eso, una forma histórica, y no todo el socialismo. Precisar “de qué se habla” y “desde dónde se habla” impide discursos en nombre de “El Socialismo” como si este fuese un significado unívoco y monolítico, insuperable en su propia formulación. Así, permite reivindicar lo que de profecía, herejía y urgencia tiene este proyecto.

JULIO CÉSAR GUANCHE*

* Ha coordinado, junto a la Redacción de RUTH. CUADERNOS DE PENSAMIENTO CRÍTICO, el dosier “Autocríticas. Un diálogo al interior de la tradición socialista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>