La teoría del sistema capitalista mundial. Una aproximación al pensamiento de Samir Amin. Prólogo

| François Houtart

El libro de Gabriela Roffinelli recoge lo esencial del pensamiento de Samir Amin en una coyuntura particularmente significativa en América Latina: el momento que el neoliberalismo empieza su declive, que nuevas barreras se edifican contra el imperialismo y que alternativas nacen. Son circunstancias que necesitan un análisis sólido, capaz de inspirar políticas nuevas.

Samir Amin es un gran pensador marxista de nuestra época. Él ha publicado un número importante de libros y textos que influyeron en muchos intelectuales y responsables de movimientos sociales en el mundo, tanto en el Norte como en el Sur. Al mismo tiempo él es un lector incansable y sigue las producciones de los demás intelectuales muy de cerca. Gusta de trabajar en los cafés, inspirado por el ruido de fondo que le recuerda la vida real. No duda de expresar sus sentimientos en sus escritos y puede indignarse frente a la explotación de los seres humanos y al ejercicio dominante del poder. La política de Israel en el Medio Oriente y el imperialismo de los Estados Unidos no tienen merced a sus ojos y sus escritos científicos lo reflejan también.

A pesar de tener una doble pertenencia, su padre egipcio y su madre francesa, Samir Amin es un pensador del Sur y lo manifiesta en toda su obra. Frente a un Sur relativamente poco indus ­tria ­li ­za ­do se preocupó siempre de pensar cuál es el tipo de transformación revolucionaria adaptada a esta situación. Por eso la cuestión agraria fue siempre el centro de sus preocupaciones. Sintió en la revolución china, a pesar de sus defectos, una orientación más adecuada a estas situaciones. Se trata en el Sur de sociedades imperfectamente integradas a la ley del valor y por eso las estrategias de acción deben ser diferentes de lo que se aplicó en las naciones industrializadas del Norte.

Por la misma razón, su preocupación de la cultura como elemento constitutivo de los cambios, lo llevó a mostrar como el eurocentrismo se construyó históricamente imponiendo valores en correspondencia con sus intereses al resto del mundo y en particular al Sur por la colonización. La recuperación cultural es importante, pero no se puede pensar sin su relación con los otros componentes de la sociedad: el económico y el político. Las religiones tienen un papel en este sentido, porque si pueden retrasar la emancipación de los pueblos, como son los casos de laIglesia católica y del islamismo político, pueden también promover una cultura de resistencia y de esperanza. Por eso él se interesó por el pensamiento de Mahmoud Mahomed Taha (Un Islam a vocacion libertadora) y por la Teología de la Liberación.

Para Samir se debe redescubrir el espíritu de Bandung por la promoción de la unión entre los países del Sur, para oponerse a la dominación de un Norte, hoy más agresivo que nunca, cuando se trata de controlar las fuentes de energías y de materias primas necesarias para mantener la acumulación del capital. Desde el principio de su producción intelectual se preocupó de las relaciones Norte-Sur, definiéndolas como un intercambio desigual. Él afirma que la única solución es la desconexión, es decir no la autarcía, sino un desarrollo en función de las necesidades de las poblaciones del Sur y no de los intereses de la clases dominantes del Norte. En este sentido no se trata en el Sur de un atraso a solver por una ayuda del Norte, como acabó de afirmarlo de nuevo Jeffrey Sachs (The End of Poverty-Economic Possibilities for Our Time, London, Penguin, 2005). El pensamiento teórico de Samir Amin no cambió sobre este tema y siguió de cerca la evolución de los hechos.

Samir Amin nunca se satisfizo de limitar su labor al desarrollo de análisis teóricos, sino que se implicó en la manera de cambiar las cosas. Por eso siempre se interesó por los movimientos sociales populares. En el Sur, a pesar de insistir en particular sobre los movimientos campesinos, estima, sin embargo, que los movimientos obreros tienen un papel importante y que la alianza entre ellos constituye un eje estratégico. Su implicación en los Foros sociales, mundiales, asiáticos, africanos, europeos, indica su convicción de la necesidad de alianzas aún más amplias para combatir la fuerza del capitalismo en su fase neoliberal. Preocupado por la eficacia y muy consciente de la urgencia de soluciones, quiere también ir mas allá que solamente la organización de puntos de encuentro (sin negar que ese sea el papel de los Foros), para promover acciones comunes a escala mundial.

La importancia del Derecho internacional es siempre para él un tema privilegiado. Miembro de la Fundación Lelio Basso en Roma para el Derecho y la Liberación de los Pueblos, y miembro de los jurados de varios tribunales de opinión, trabajó con juristas internacionalistas, pensando que el progreso del Derecho internacional constituía una vía importante dentro de la lucha de los pueblos. Últimamente estuvo presente en el origen de dos libros importantes en esta materia.

Samir Amin no es un hombre solamente de libros. Él inició el Foro Mundial de Alternativas, para la orientación del pensamiento y de la acción a nivel internacional. Dirige en Dakar desde muchos años el Foro del Tercer Mundo, reagrupando intelectuales comprometidos de los continentes del Sur. Muy a menudo se le encuentra en reuniones y seminarios, organizados a veces por pequeños grupos. Cada vez que puede colabora con todos los que quieren actuar sobre las estructuras de opresión. Es capaz de apreciar los trabajos de los demás, aun si los autores no son conocidos y de animar la investigación y el trabajo intelectual.

Muy exigente en su trabajo intelectual, muy severo en sus juicios sobre los que no contribuyen a la lucha a pesar de pretender lo contrario, trabajador incansable, siempre exigiendo de ir adelante y amigo muy fiel, este es el Samir Amin que se expresa sobre la globalización del capital, pero también sobre sus alternativas.

El aporte personal de Gabriela Roffinelli en esta obra que presentamos tiene una importancia esencial porque constituye un aporte sustancial a las preocupaciones del pensamiento progresista que se ha puesto en marcha en el planeta en búsqueda de un mundo mejor.

México, 26 de abril de 2005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>